Categorías
Uncategorized

Sistemas de Riego en Hidroponía y Jardinería

Decidí escribir este post para aclarar las dudas de muchos de ustedes respecto a los sistemas de riego tanto en jardinería como en hidroponía. En ambos casos, existen diversos tipos de sistemas que pueden o no ser apropiados dependiendo tanto del tipo de sustrato que se tenga como de las plantas que se quiera cultivar. En el cultivo hidropónico, que es mi área de experiencia, existen por lo menos tres tipos de sistemas que se han convertido en el estándar, por así decirlo, de la industría.

El sistema NFT :

El sistema de flujo de capa de nutrientes o Nutrient flow Tecnique funciona mediante el flujo constante de un caudal de solución nutritiva en contacto con las raíces de las plantas que se quiere cultivar. Normalmente este sistema utiliza sustratos rocosos o sustratos con un tamaño grande de partícula ya que debe existir la menor resistencia posible al flujo de solución. Normalmente todas las uniones en el sistema deben ser perfectamente herméticas y el sistema debe ser cerrado. Es decir, la solución nutritiva debe recircularse para aumentar la eficiencia.

Los sistemas ebb and flow :

Estos sitemas o sistemas “tire y afloje” en español, son sistemas en los cuales se llena el recipiente donde está la planta con solución nutritiva y esta posteriormente se drena después de un tiempo predeterminado. Este ciclo se repite una, dos o tres veces por día, brindando a las plantas solución fresca cada vez. Estos sistemas son la mayoría de veces cerrados, aunque he escuchado de algunos sistemas abiertos de este tipo en los que se dispone completamente de la solución nutritiva después de cada aplicación. Este sistema es muy utilizado para el cultivo de plantas como la lechuga.

Los sistemas de Riego por Gotero :

En estos sistemas se utilizan aplicadores que gotean solución nutritiva a las plantas con un caudal desde 0 hasta 10 galones por hora. Los beneficios de este sistema son sustanciosos pues se riega la planta específicamente y se evita utilizar solución nutritiva adicional. Se eliminan también gran parte de las pérdidas por evaporación y otros problemas relacionados con los sistemas anteriores. Este sistema de riego es adecuado para plantas con grandes demandas de agua, tales como árboles en jardinería o tomates, melones y sandías en hidroponía.